Plantas

Opuntia Ficus Indica

 

La Opuntia Ficus Indica, chumbera, tuna es un cactus clásico perteneciente a una familia con más de 300 variedades, entre ellas algunas imponentes, como las que dan los famosos higos chumbos, y otras enanas perfectas para plantar en casa en pequeños recipientes.

Si deseas adquirir una planta a domicilio, no olvides visitar nuestra sección de ventas plantas online, allí podrás conocer los precios y demás información tanto de la Opuntia Ficus Indica (Chumbera) como de otras plantas.

Origen y procedencia

Su nombre científico es Opuntia Ficus Indica y es procedente de México. Sus nombres fueron varios, ya que se le conocía como higuera de Indias, higuera de pala, tunal de Castilla, nopal de Castilla, chumbos, tuna chumbera, tuna mansa y simplemente tunal. Crece espontáneamente en todo Marruecos y en tan solo un “clic “la puedes comprar online y te la llevamos a domicilio. 

Cuidados

No requiere cuidados especiales, parece que sabe y puede cuidarse sola.  

Luz 

Si vives en una zona con clima mediterráneo debes estar tranquilo dejando tu chumbera al aire libre. 

Riego

 Debe ser moderado ya que, como he dicho anteriormente, tiene mucha capacidad para retener el agua. En verano es cuando más debes regarla ya que hace más calor y además está floreciendo, pero ten mucho cuidado en invierno con no regar de más ya que se puede ahogar. 

Poda 

La chumbera no necesita ningún tipo de poda, ni trasplante si esta plantado en el suelo como el aloe vera, sin embargo, decidiste plantarla en una maceta si debes trasplantarla una vez al año en un macetero más grande, para que quepan sus raíces. 

Suelo

 No suele tener problemas para germinar ni, aunque esté en un suelo poco fértil, aunque sí debe ser un terreno muy permeable para que el agua pueda canalizarse bien y que las raíces absorban todo lo posible. La tierra que vayas a utilizar mézclala con arcilla, cal o arena. 

  • Curiosidades: 

Su fruto: se llaman “higos chumbos” y suelen estar maduros en primavera. Ten cuidado al separarlos ya que las espinas de las palas pueden cortarte, así que ponte siempre unos guantes y utiliza un cuchillo y un poco de agua. Elimina la pelusa que los recubre. 

  

 

 

  

 

  

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.